No importa el tiempo: Seguidores aún lamentan la partida de Camiroaga

Felipe Camiroaga en TVN.

Felipe Humberto Camiroaga Fernández dejó una huella imborrable en la sociedad chilena y hoy se demuestra con los miles de seguidores que destacan – el que hubiese sido – su cumpleaños número 54.

El “Halcón de Chicureo” nació un 8 de octubre de 1966, pero desde muy pequeño le gustó visitar los lugares menos frecuentados y rurales. Fue actor y gran animador chileno, que alcanzó con su sentido del humor merecido reconocimiento y el aprecio de varias generaciones espectadoras del canal nacional, donde siempre ejerció.

Apasionado por los caballos y los animales, de signo Libra, más alto que el promedio, amable y autodidacta (como lo han descrito amigos y familia) se perfeccionó poco a poco. Él significó el anhelo constante de muchas mujeres, y su reflejó de hombre empoderado con el mundo a sus pies, generó la admiración desde sus pares masculinos.

Vía canal Youtube TVN.

Su mayor éxito, sin duda, es el personaje Luciano Bello, una especie de alterego que descubrió para sacar sonrisas, no hizo más que dejar a la vista todo el talento camaleónico que le rodeaba.

Se suponía que él sería el sucesor de legendarios presentadores de TV, pero lo perdimos abruptamente. Recuerdo que mi generación lo disfrutó en “Pase lo que Pase” y en el matinal de TVN, quizás los más jóvenes en “Animal Nocturno. Lo que quiero decir, es que nunca se detuvo.

A nadie le gusta recordar su muerte hace 9 años, nos duele más quizás porque sacando su lado solidario, vio en esa caída de avión el último respiro de su vida. En la fecha, nos embarga la sensación de que sigue más vivo que nunca.

Frases al cielo le dedican principalmente las dueñas de casas. Aquellas que día a día eran acompañadas por “Felipito”. Aquí no hay mayor biografía, ni mayor detalle o análisis, aquí solo hay palabras para recordar a ese comunicador que todos conocen dejando la altura de su éxito irremplazable.